Enzo Hurtado Calmet, abogado asociado del Área de Consumidor – Competencia de TyTL Abogados, comentó para el diario Expreso sobre los acontecimientos ocurridos por parte de la marca Pura Vida.

Comentó que, la falta de interés de las entidades públicas (INDECOPI y Digesa), permitió que la marca «Pura vida» pueda comercializar un producto que no representa lo dicho en la etiqueta.

Además, resaltó la poca atención que brinda el consumidor hacia los productos que consume día a día, logrando que puedan consumir un producto que le genere un problema a largo plazo.

Puede leer el artículo completo aquí.