Semana Económica
1 de abril 2016

Benavente Teixeira, Juan Carlos
Laboral

Las compañías de los sectores de comercio y servicios serían los más afectados pues registran la mayor cantidad de micro y pequeñas empresas, y baja productividad laboral.

El incremento del salario mínimo en el país – que pasará de S/.750 a S/.850 a partir del 1 de mayo – perjudicaría, en el corto plazo, a las empresas de los sectores comercio y servicios, que representaron el 47% del PBI en el 2015. No obstante, a mediano plazo esto podría beneficiar al sector retail.

El alza decretada por Ollanta Humala esta semana afectará a la estructura de costos de las empresas en el país según los principales gremios empresariales como Sociedad Nacional de Industrias (SNI), la Cámara de Comercio de Lima (CCL) y la Asociación de Agroexportadores (Adex). «En lugar de aumentar el salario mínimo, lo que se debe hacer es una reforma laboral que permita incrementar la productividad, el empleo formal y por ende, los ingresos de los trabajadores», precisó Andreas Von Wedemeyer, presidente de la Sociedad Nacional de Industrias.

EFECTOS DIFERENCIADOS

El efecto será diferenciado entre sectores económicos y tipos de empresas. «Debieron tomarse en cuenta variables como el tamaño de empresa y/o zona geográfica y no fijar un aumento general. No es lo mismo incrementar S/.100 para una gran o mediana empresa que hacerlo para una micro, tampoco genera el mismo impacto si la empresa opera en Lima, Huancavelica, Ayacucho o en la selva» señaló César Puntriano, abogado laboralista de PwC.

La medida también implica la subida de otros conceptos laborales que se calculan en base del salario mínimo. Juan Carlos Benavente, jefe del Área Laboral y socio de Torres y Torres Lara Abogados, precisó que el alza provocaría un incremento en gratificaciones, vacaciones, CTS y demás beneficios laborales. Las más perjudicadas serían las micro y pequeñas empresas (mypes), que representan el 95% del total de empresas en el Perú. «El impacto en las compañías no sólo es el alza de S/.100, hay que agregarle un 60% por concepto de beneficios sociales. Los más vulnerables están en el sector comercio y servicios, en las que hay más mypes», señaló César Peñaranda, director ejecutivo del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la CCL.

SECTORES

Los contact centers, que emplean en el país hasta 45,000 personas, verán reducidos sus márgenes este año. «Más del 60% de nuestros empleados gana el sueldo mínimo. Si tenemos márgenes bajos, nos afecta la utilidad y sostenibilidad del negocio», sostuvo Francisco Grillo, presidente de la Asociación Peruana de Centros de Contacto (Apecco), que congrega a 25 compañías. «Perderemos clientes frente a Colombia, nuestro principal competidor».
Sin embargo, no todo es desfavorable. Otras actividades económicas, bajo la lógica de que una subida del sueldo mínimo impulsaría el consumo, sí se verían beneficiadas. Aunque la masa beneficiada sería aproximadamente 250,000 trabajadores, sólo 1.7% de la PEA.

«Sí habrá un sobrecosto para el sector [retail], pero no de manera tan relevante como en otros sectores», señaló Yarina Landa, ex gerente general del Jockey Plaza. «Es mucho más positivo que ahora tengamos consumidores con mayor poder adquisitivo que lo que pueda afectar específicamente en la planilla o en la evaluación de costos interna de una empresa [de retail]» señaló la ejecutiva.

Ver publicación aquí.