Alimentación saludable: Manual de Advertencias Publicitarias

foto

El 16 de junio de 2018 se publicó el Decreto Supremo N° 012-2018-SA, el cual aprobó el Manual de Advertencias Publicitarias que señala que desde el 17 de junio del próximo año todas las etiquetas de los alimentos procesados llevarán advertencias publicitarias en octógonos en blanco y negro, que indicarán si el producto es alto en sodio, azúcar, grasas saturadas o si contiene grasas trans, de tal manera que las personas tengan la posibilidad de seleccionar los productos que consideren saludables.

Respecto a ello, Ralph Sánchez Yaringaño, abogado del Área Corporativa especialista en protección al consumidor, comentó para el diario El Peruano sobre el impacto de la norma en la población, qué implica para las empresas realizar las advertencias publicitarias en los alimentos procesados que superen los parámetros técnicos establecidos y si se genera un ahorro para el Estado en materia de salud. A continuación, se muestra los comentarios del Dr. Ralph en el artículo:

Ralph Sánchez Yaringaño, asegura que el impacto de la norma será general y positivo, desde un punto de vista informativo, pues a partir del 17 de junio del 2019 todas las etiquetas de los alimentos procesados llevarán advertencias publicitarias en octógonos en blanco y negro, indicando si el producto es alto en sodio, azúcar, grasas saturadas o si contiene grasas trans. Dichas advertencias, asimismo, deberán estar presentes en la publicidad, ya sea impresa, vía internet, radial o audiovisual. En buena cuenta, la población identificará rápidamente un cambio y tendrá información más accesible. No obstante, opina que si no se acompaña con una correcta campaña educativa, podría no lograrse el objetivo, que es fomentar una campaña de alimentación saludable, para evitar enfermedades ligadas con el sobrepeso.

¿Qué implica para las empresas realizar las advertencias publicitarias en los alimentos procesados que superen los parámetros técnicos establecidos? Sánchez comenta que principalmente conlleva una revisión de sus productos, pues debemos tener en cuenta que solo estarán obligados a colocar advertencias publicitarias y en el etiquetado, siempre y cuando el contenido de sus alimentos procesados exceda los parámetros técnicos establecidos en el Decreto Supremo N° 017-2017-SA. Es decir, si la industria decide reducir el contenido de azúcar, sodio y eliminar las grasas trans, no estará obligada a colocar dichas advertencias.

Si bien habrá un gasto mayor de la industria de alimentos procesados, Sánchez no prevé que suban los precios de alimentos con nutrientes críticos (grasas, sodio, azúcar), pues ya se están generando suficientes elementos desincentivadores para su consumo. Lo que podría suceder es que se mejore la calidad de los insumos y los productos dentro de los parámetros técnicos permitidos en sodio, azúcar y grasas saturadas, tanto en bebidas como en alimentos procesados; ello podría conllevar a que incremente su valor en el mercado.

Artículo publicado en El Peruano.

 

Compartir publicaciónShare on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*